Asesoría trabajadores expatriados

¿Cuál será mi situación tributaria en España
si soy un expatriado?

Tiempo

18 minutos se tarda, de media, en encontrar un documento sin gestión documental.

Costes

22% anual es la reducción de costes de archivado de documentos y material con un repositorio digital

Documentos

5% de los documentos se pueden llegar a perder en archivos convencionales

Información

3 semanas tardaría una empresa en desaparecer si pierde toda su información

"La pandemia del Covid-19 que venimos sufriendo, el movimiento, el cambio y la inmediatez han propiciado nuevas formas de trabajo que se reflejan en el ámbito laboral, con desplazamientos de trabajadores a otros países. ”

r&r asesores

¿Cuál será mi situación tributaria en España si soy un expatriado?

La pandemia del Covid-19 que venimos sufriendo, el movimiento, el cambio y la inmediatez han propiciado nuevas formas de trabajo que se reflejan en el ámbito laboral, con desplazamientos de trabajadores a otros países.

En este sentido es importante analizar el aspecto fiscal y laboral en estos traslados internacionales, ya que inciden directamente directa en los costes tributarios y laborales ligados al desplazamiento del trabajador.

Si actualmente vives y trabajas en territorio español, estás sujeto al pago de impuestos sobre la renta en España (así como sobre tus activos) y por tanto deberás presentar una declaración de impuestos española. Dependiendo de tu estado de residencia, es posible que debas pagar impuestos sobre tus ingresos totales o solo sobre los ingresos obtenidos en España. Si el Estado te considera residente oficial español, estarás obligado a pagar el IRPF sobre tus ingresos totales. Si no eres residente de España, solo pagarás el impuesto sobre la renta en España sobre tu renta obtenida en territorio nacional.

¿Qué es un expatriado y cuando se considera en términos fiscales? ¿Cómo es la tributación de un expatriado en España?

Una persona es residente fiscal en territorio español si cumple con alguno de estos requisitos:

• Vive en España durante más de 183 días por año, sin necesidad de que sean consecutivos.

• Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta, es decir, si desempeña actividades remuneradas, ya sea por cuenta propia o para terceros en territorio español

• Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, resida habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de aquél. 

En cualquiera de estos casos se considera que el expatriado es un residente fiscal en España y por tanto tiene compromisos tributarios con la Administración española.

Una persona es residente fiscal en territorio español si cumple con alguno de estos requisitos:

• Vive en España durante más de 183 días por año, sin necesidad de que sean consecutivos.

• Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta, es decir, si desempeña actividades remuneradas, ya sea por cuenta propia o para terceros en territorio español

• Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, resida habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de aquél. 

En cualquiera de estos casos se considera que el expatriado es un residente fiscal en España y por tanto tiene compromisos tributarios con la Administración española.

Hay que tener en consideración que todo lo comentado es de aplicación tanto si eres un expatriado con contrato de trabajo con una empresa residente en el extranjero como si eres un “freelance” que trabaja con actividad propia

Fiscalidad expatriados

Un expatriado que tiene su residencia fiscal en España debe declarar todas las rentas obtenidas tanto en España como en el extranjero, teniendo en cuenta las excepciones por convenidos de doble imposición.

irpf trabajadores expatriados

Los expatriados con residencia fiscal en España deben pagar el IRPF. La tributación depende de las rentas generadas por él, que pueden provenir des salarios(cuenta ajena o propia), ganancias de capital u otras aportaciones.

Seguridad social expatriados

Las contribuciones a la Seguridad Social de los extranjeros pueden realizarse en el país de origen o de destino. Esto dependerá de las regulaciones de origen y destino así como convenios y otras circunstacias.

Impuesto sobre el patrimonio de expatriados

El trabajador extranjero está obligado a pagar el impuesto sobre el patrimonio en caso de ser el propietario de algún bien inmueble o activos en general. Esto incluye coches, viviendas, inversiones o ahorros, pero deben superar un valor establecido

Impuesto de sucesiones y donaciones extranjeros

Este pago se refiere a un bien inmueble o activo obtenido mediante herencias. Depende de 2 circunstancias:

1. Si el activo que se hereda se ubica en España, sin importar donde vive el beneficiario.

2. Si el beneficiario vive en España, sin importar el lugar donde esté ubicado el activo heredado

Impuestos sobre ganancias de capital para expatriados

En caso de que el expatriado obtenga una ganancia de capital (de la venta de una propiedad o de una empresa), la deberá tributar con un impuesto entre el 19% y el 23%. Los residentes fiscales tienen derechos a bonificaciones, por lo cual pueden tener que pagar un porcentaje menor.

¿Necesitas un servicio continuo para tu empresa?

Asesoría contable

Conocimiento preciso de la situación de tu empresa​

Te asesoramos sobre tu IRPF español

Es importante analizar el aspecto fiscal y laboral en estos traslados internacionales, ya que inciden directamente directa en los costes tributarios y laborales ligados al desplazamiento del trabajador.

web@rrasesores.com

Cuéntanos que necesitas